Puri o el pan frito hindú

Como nos pasa a nosotros el pan es un alimento básico en nuestra dieta, en la India, lo mismo. Con un concepto diferente, tanto en la forma como en el contenido, encontramos este Puri o pan frito, el Chapati o pan horneado, el Paratha o pan horneado con ghee y el nan o pan hindú con yogourt. En algunos casos el Puri se conoce como Puchka. Roti es la palabra hindi, urdu, punjabi que denomina al pan empleado en la cocina de la India y de algunos otros países asiáticos. En punjabi un pan grande se denomina Phulka. Generalmente la palabra roti se emplea para referirse a diferentes tipos de pan, como el chapati y la phulka, cada uno de ellos con su nombre específico. Fuera de la India, en concreto en Malasia, el término se refiere a todas las formas de pan. Bueno, todo este rollo informativo es el que he encontrado por internet, puede haber alguna inexactitud por lo que si queréis o tenéis mas información estoy a vuestra disposición para rectificar.

Ingredientes: 2 tazas de harina blanca, 1 taza de harina integral, 2 cucharadas de aceite de girasol, 1 cucharada de granos de comino negro, sal, agua para la masa y mas aceite de girasol para freír.

Elaboración: Tamizar las dos harinas en un cuenco grande, añadir la sal, agregar poco a poco agua y hacer la masa, esta ha de quedar ni muy blanda ni muy dura. Hay que trabajar la masa hasta que quede fina y flexible, y a continuación tapar y dejar reposar unos 30 minutos, con esta masa saldrán unos 20 puris. Una vez la masa ha reposado, hacer una especie de tortilla pequeña y redonda con un rodillo pequeño en una superficie un poco enharinada, no mucho, lo suficiente para trabajar. El Puri ya está listo para freír, el aceite ha de estar bien caliente y hay que darle la vuelta con la ayuda de una espumadora, hay que freír los dos lados. Y ya esta listo para servir.
El Puri se infla de forma inmediata, es divertido ver como se convierte en una masa redonda, a mi no me ha pasado mas de una vez, ¿torpeza o falta de práctica?, lo seguiremos intentando. Es muy usado en las comidas vegetarianas, puesto que se usa para consumir alimentos que son demasiado pequeños como para comerlos con las manos.

El Puri hay que servirlo caliente y se acompaña con Raita o crema de yogourt y pepino o cualquier tipo de crema, salsa o curry, o lo que se os ocurra ¡vamos que sirve para todo!, como nuestro pan es para mojar y acompañar, aunque el comino per se le da un sabor muy peculiar.

Este tipo de pan se diferencia de los otros porque es frito y no al horno, en las fotos podéis ver el proceso de elaboración y os aseguro que hacerlo es divertido y relajante, a parte que con pocos ingredientes y poco presupuesto se consigue un resultado excelente. ¿Quién se anima a hacer Puri?. Una vez mas, gracias a Deepti por la receta y sus sabios consejos.

Source: http://cocinahindu.blogspot.com.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *