Pork Vindaloo o cerdo al Vindaloo

El Vindaloo o Vindalho se trata de un curry muy popular en la cocina india y que originariamente proviene del Vinhadalhos portugués. Cuentan que los marineros portugueses lo llevaron a Goa y que lo cocinaran con carne de cerdo marinada en vinagre y ajo, en portugués «Vinha d’Alho», posteriormente se le fueron añadiendo especies al gusto hindú, ¡vamos lo que hoy denominamos cocina de fusión!. El Vindaloo original no lleva patatas, la discrepancia surge al relacionar la palabra «aloo» que significa «patata» en Hindi. El Vindaloo es denominado a veces como el rey de los currys debido a ser normalmente muy picante. Los platos que se elaboran con este curry suelen ser de carne cerdo, cordero o pollo, yo lo he hecho con cerdo que es lo que tenía a mano. Los platos con Vindaloo son muy populares en Gran Bretaña, en inglés coloquial se refiere a algo picante o hot, como «a Vindy». En la foto inferior un pote de «vindy» de una marca comercial muy conocida e ideal para gandules como yo que quieren hacer «un pork vindy, muy hot and cool».
A continuación la receta para un buen vindy, lo complicado es la salsa, ya lo vereis mas abajo. Ingredientes: carne de cerdo, cebolla, agua, 3 cucharadas de pasta Vindaloo, zanahorias, patatas. No pongo cantidades porque depende de los comensales y de vuestra hambre o gusto en cuanto a acompañamientos. Elaboración: dorar una cebolla bien picada en 7 u 8 cucharadas de aceite, hasta que esté dorada. Cortamos la carne que vayamos a usar en tacos doramos en la sartén o cazuela. Una vez lo tenemos dorado por todas las caras, le añadimos el puré de cebolla e inmediatamente, dos o tres cucharadas de nuestra pasta Vindy. A continuación, removemos para que la mezcla se disuelva, todo quedará oscuro con el color del Vindaloo y dejamos que se cocine durante un cuarto de hora. Para que el vindalho quede más suave, añadimos ahora una lata de leche de coco. Añadimos las patatas y las zanahorias cortadas en tacos, probamos que la carne, las patatas y las zanahorias están cocidas y listo, ya tenemos un guiso perfecto.

En cuanto a la salsa Vindaloo, hay dos opciones, una hacerla según la receta que os adjunto, original de Lazyblog o bien comprar un pote de salsa Vindaloo ya hecha, cuesta unos 3 € y al ser concentrada da mucho de si. Como soy un gandul opté por la segunda opción, más fácil, cómoda y menos complicada, aunque no renuncio a hacer la receta original próximamente. Ingredientes para hacer la salsa Vindaloo: 1 cucharada sopera de semilla de comino, 1/2 cucharada sopera de semillas de cilantro , 20 guindillas rojas secas o 3 cucharadas de cayena molida, 6 clavos de olor, 1 palo de canela, 10 bolas de pimienta negra, 1 anís estrellado, 1 cucharada de café de semillas de amapola, 6 dientes de ajo, 4 o 5 vainas de cardamomo, 2 cucharadas de jengibre en polvo o un trozo de jengibre fresco de unos 2 cm, 2 cucharadas soperas de pulpa de tamarindo, 4 cucharadas soperas de vinagre blanco, 1 cucharada de aceite de oliva, 1 cucharada de azúcar o sirope. Elaboración de la pasta Vindaloo: Lo primero es hidratar las guindillas, cayenas o chiles que tenemos secos, y para ello les damos un baño en agua calentita, solamente cubrirlos. Mientras, tostamos en una sartén las especias, en seco. Después molemos las especias en un mortero o con un molinillo de café, y cuando los pimientos estén reblandecidos, los mezclamos con las especias y machacamos todo junto en un buen mortero de cerámica o de piedra. Ahora añadimos los ajos, la pulpa de tamarindo, el jengibre, el aceite, el azúcar y el vinagre, y mezclamos y machacamos bien hasta obtener una salsa que tendrá un color oscuro como el vino tinto. Una vez preparada la salsa, se puede utilizar o bien congelar.

Se pueden hacer variaciones, por ejemplo añadir leche de coco o salsa de tomate para suavizar el Vindaloo y que sea menos picante. En cuanto a la guarnición se puede añadir fruta fresca como mango o kiwi, como contraste de sabores o bien acompañar con arroz blanco, patatas, verduras al horno o ensalada. Como veis admite múltiples variantes, y puede ser mas o menos picante según nuestro gusto personal y tolerancia. Como muchos guisos se puede preparar con antelación, dicen que esta mas bueno si se hace la noche anterior. También se puede congelar por lo que siempre nos saca de un apuro y a la vez puede ser el plato ideal para una cena donde no queremos estar todo el rato en la cocina mientras nuestros invitados se beben nuestro vino y comparten charla y vivencias. Esta en vuestra mano escoger las diferentes opciones que os ofrece esta receta, ¡buen provecho!. Por cierto una vez mas añadir que en el enlace de Lazyblog podéis encontrar la receta completa con mas información.

Source: http://cocinahindu.blogspot.com.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *