Pollo al Horno con Romero

Riquisimo pollo al horno con romero, todo el sabor y aroma campero en un plato que gustará a todos. Compartelo!
Ingredientes:
Un pollo de entero limpio.
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
15 gr de mantequilla
Pimienta negra recién molida y sal fina para salpimentar (al gusto)
1/4 limón
1 cebolla
6 dientes de ajo
Sal gruesa (al gusto)
Romero fresco (al gusto)
Aceite de oliva virgen extra (la necesaria para cubrir el majado)
100 ml de caldo o agua
100 ml de vino blanco
Papas (la cantidad que les apetezca, yo puse cuatro)
Chalotas o cebollitas francesas enteras (1 bolsita)
Laurel (opcional)
1 guindilla (opcional)




Preparación
Precalentar el horno a 220ºC
El pollo lavarlo y secarlo bien. Untar el pollo con aceite y mantequilla, salpimentar y poner en el interior el limón y 1/4 de cebolla, le aportará sabor y jugosidad.
En un mortero machacar dos dientes de ajo (retirando el germen), con un poco de sal gruesa, añadir una cucharada (aprox.) de hojas y flores del romero, cubrir con aceite y batir un poco para unir los ingredientes. Untar con este majado todo el pollo, colocar en una fuente de horno y poner por encima unos trozos de mantequilla. Según el tamaño del pollo, sobrará majado que utilizaremos para las papas. En caso de quedarnos cortos preparar un poco más.
Machacar con la parte trasera del cuchillo 4 dientes de ajo con piel y poner en la bandeja, así como el resto de la cebolla, picada gruesa.
Añadir el vino blanco y el caldo/agua.
Cortar las papas en rodajas gruesas, pelar las chalotas. Marinarlas con el mismo majado que hicimos para el pollo y reservar.
Para el horneado, seguí las instrucciones de mi libro de cabecera «COCINA», que lo explica perfectamente.
Colocamos la fuente sobre la rejilla en el centro del horno precalentado. A los 15 minutos bajamos la temperatura a 190º y horneamos 25 minutos más.




Durante este tiempo, freímos las papas junto con las chalotas, no tienen que hacerse completamente, sólo que ablanden un poco para que terminen de hacerse en el horno y reservamos.
Cuando hayan pasado los 25 minutos mojar el pollo con el jugo que ha soltado y darle la vuelta para que el calor, que es más alto en la parte superior del horno, llegue a los contramuslos. Rociar de nuevo el pollo, añadir las papas, las chalotas y la guindilla y continuar asando 25 minutos más.
Transcurridos los últimos 25 minutos volvemos a poner el pollo boca arriba y comprobamos el punto de cocción pinchando las partes que tardan más en hacerse: el muslo o la parte gruesa de la pechuga. Si el jugo sale claro, es que está hecho. Si hay restos de sangre, seguir horneando y probar de nuevo a los 10 minutos hasta que el jugo salga claro.
Sacar del horno, poner el pollo en vertical sobre la fuente para escurrir los jugos*. Retirar el limón y la cebolla del interior. Pasar a la fuente de servir, cubrir con aluminio y reposar 10 minutos. Trinchar y servir acompañado de las papas y chalotas.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *