Como hacer Masa de bechamel para croquetas

Ingredientes
  • 3 cucharadas de aceite de oliva suave
  • 2 cucharadas rasas (aunque no en exceso) de harina de trigo
  • 400 ml de leche
  • 3 quesitos en porciones
  • Sal
Preparación
En una sartén de base amplia calentamos el aceite.  Añadimos la harina y removemos hasta que se haya integrado con el aceite.  Cuando la harina se haya dorado ligeramente retiramos la sartén del fuego y dejamos que se temple durante unos minutos.
Mientras tanto, calentamos la leche durante 2 minutos en el microondas.  Esto nos facilitará que se mezcle con la harina y no se formen grumos.
Colocamos nuevamente la sartén con la harina al fuego, calor medio alto, y añadimos la mitad de la leche, removiendo sin parar con una cuchara de madera y aplastando los grumos con el reverso en caso de que se formen.  Añadimos los quesitos y seguimos removiendo y aplastando con la cuchara.
Si nos quedasen grumos, en este momento podemos utilizar las varillas para deshacernos de ellos.
Poco a poco añadimos el resto de la leche sin dejar de remover.  Cuando hayamos acabado con la leche y la masa alcance el punto de hervor, bajamos el fuego a medio bajo y añadimos el pollo, jamón o el ingrediente que escojamos.  Salamos al gusto.

Continuamos trabajando la masa con la cuchara de madera durante 12-15 minutos antes de retirar del fuego.
La masa habrá alcanzado su punto de espesor cuando se despegue de los bordes de la sartén.
Una vez lista, la pasamos a una fuente.  La cubrimos con papel transparente, que toque la masa para que no se nos forme una capa dura en la superficie al enfriarse (ver foto arriba).
Una vez fría la podemos conservar en la nevera durante un par de días o congelar si no tenemos previsto preparar las croquetas en ese espacio de tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *